Muy buenas!

La primera vez que leí esta técnica fue en el libro de Manuel Cuesta:[I] Monedas in crescendo[/I]. En él dice que se ejecuta con todos los dedos apoyados en la mesa (la primera parte, la recogida). Sin embargo Slydini lo hacía con el puño torcido, apoyando así sólo el costado del meñique.

A mí me parece bastante más cómoda y natural la forma en la que lo describe Manuel Cuesta, que no implica rotar las monedas con el pulgar, pero mí duda es: ¿dónde está la ventaja en como lo hacía Slydini? Porque digo yo que él sabía lo que hacía.